QUERONQUE Y LOS ORIGENES DEL SAMU

Los heridos recibieron atención de urgencia en el lugar mismo de los hechos y en la estación de Limache.

Los heridos recibieron atención de urgencia en el lugar mismo de los hechos y en la estación de Limache.

Diversas y útiles lecciones dejo como resultado el lamentable accidente ferroviario de Queronque, que arrojó como resultado una cifra oficial de 57 muertos y 510 heridos de diversa gravedad.

Según explicaron diversos profesionales de la salud, muchos de los muertos, tal vez la mitad, hubieran logrado sobrevivir si hubiese existido un sistema coordinado y eficaz de atención médica prehospitalaria.

Hoy, los médicos reconocen con hidalguía que los alcances de la tragedia pudieron ser menores, que faltó capacitación y medios; que no existía planificación en salud para enfrentar una emergencia de tales proporciones.

El doctor Heriberto Pérez, entonces director del hospital de Quilpué, fue uno de los que sacaron muchas lecciones de lo ocurrido. Por eso viajó a diversos países desarrollados, se especializó en atención médica prehospitalaria, la puso en práctica, primero, a nivel local y luego creó un sistema que hoy se está implementando en otras regiones del país a través de los hospitales públicos y que se está extendiendo por Latinoamérica. Se trata del Sistema de Ayuda Médica de Urgencia (SAMU).

El proyecto comenzó en 1993, en Viña del Mar, tomando como base las experiencias de España, Francia, Inglaterra, Estados Unidos y Canadá.

SAMU EN ACCIONEl proyecto comenzó oficialmente el 19 de enero de 1994 inaugurándose en Viña del Mar, el primer SAMU en Chile.
El sistema está estructurado como una red que abarca todo el territorio del Servicio de Salud Viña del Mar-Quillota con 11 bases en los hospitales del SSVQ, 28 móviles de emergencia pertenecientes a ellos. Asimismo, existe enlace radial con el hospital de Los Vilos, el Hospital Carlos Van Burén, Carabineros, Bomberos de Viña del Mar y la ONEMI.

En Viña del Mar se cuenta con una UTIM equipada con elementos para reanimación cardiopulmonar avanzada y transporte de pacientes críticos más dos ambulancias básicas con equipos para manejo de vida aérea e inmovilización, todo ello con apoyo de radiocomunicaciones en vehículos y personal.

El SAMU Viña del Mar-Quillota no ha desarrollado actividades sólo en el ámbito nacional. También a participado en la Cooperación Regional en el Cono Sur, al tiempo que el sistema se está implementando también en otros países específicamente Brasil, Bolivia, Perú, Argentina donde se están diseñando políticas basadas en el SAMU por lo que muchos médicos de esos países han pasado por el Centro Regulador viñamarino recibiendo formación, entrenamiento y discusión respecto de cómo implementar este sistema.

El proyecto comenzó oficialmente el 19 de enero de 1994 inaugurándose en Viña del Mar, el primer SAMU en Chile.

El proyecto comenzó oficialmente el 19 de enero de 1994 inaugurándose en Viña del Mar, el primer SAMU en Chile.

Anuncios